5 consejos para luchar contra el cansancio

¿Sientes que no duermes bien? ¿Que el cansancio está siempre presente y que estás un poco irritable? El cansancio es un problema cada vez más presente en nuestra rutina. Hay muchos factores que pueden generar cansancio, como el estrés, un estilo de vida poco equilibrado o la falta de sueño. El Síndrome de la fatiga crónica está más presente en nuestra sociedad de lo que pensamos. ¿Cómo hacer frente a este cansancio? ¿Qué es el cansancio en realidad? ¿Hay complementos alimenticios de vitalidad? Nuestros expertos han creado una guía para responder a estas preguntas y tengas toda la información sobre este problema.

¿Qué es el cansancio?

El cansancio es una sensación que todos hemos sentido en algún momento. Por definición, el cansancio es sentir una “falta de fuerzas que resulta de haberse fatigado.” Por lo general, una sensación de fatiga puede aparecer tras una mala noche, después de realizar un esfuerzo, después de una infección viral, etc. Aunque a veces lo menospreciemos, el sueño es una fase muy importante para nuestro organismo. Si no lo respetamos, podemos sufrir problemas de mayor o menor intensidad.

También hay momentos en la vida en los que nuestro organismo experimenta fuertes cambios, como el embarazo, lo que puede acentuar la sensación de fatiga. El síndrome premenstrual, además, puede generar un cansancio intenso y pasajero debido a las variaciones hormonales. Si experimentas este tipo de cansancio, recuerda que debe ser una sensación pasajera. Si con el descanso no desaparece, te recomendamos consultar a tu médico de cabecera, ya que podría tratarse de un caso de fatiga crónica.

¿Que síntomas presenta el cansancio?

La fatiga suele venir acompañada de una multitud de síntomas más o menos intensos. Como decíamos en los párrafos anteriores, los síntomas de la fatiga pasajera no deberían durar.

El cansancio puede impactar negativamente a nuestro bienestar psicológico, sobre todo si es recurrente, generándonos:

– Irritabilidad
– Tristeza
– Problemas de concentración
– Cambios bruscos de humor

Las capacidades fisiológicas de nuestro cuerpo también pueden verse alteradas en caso de cansancio, provocando:

– Dolores musculares
– Dolores de cabeza
– Problemas digestivos

Si los síntomas del cansancio duran demasiado tiempo y empiezan a afectar tu día a día, es posible que sufras de fatiga crónica. Este tipo de fatiga se define como una sensación de agotamiento general. Esta enfermedad también es conocida como neurastenia o encefalomielitis mialgica. La fatiga crónica aparece en forma de crisis con ciclos, con momentos donde todo está bien y otros donde la persona sufre un cansancio extremo.

Actualmente, no existe ninguna solución para tratar la fatiga crónica; solo se puede calmar los síntomas. Se desconocen las causas de esta enfermedad, aunque existen algunos factores que pueden favorecer su aparición como un cambio del sistema inmunitario, el estrés, problemas psicológicos o una deficiencia hormonal.

¿Cómo detectar la fatiga crónica?

Como decíamos, la fatiga crónica corresponde a un estado de cansancio extremo. La forma más simple para reconocer si el cansancio es crónico o pasajero es analizar el tiempo que duran los síntomas. Para que se pueda considerar como fatiga crónica, el cansancio debe durar mínimo 6 meses.

Los síntomas de una neurastenia pueden manifestarse de forma diferente según cada persona: agotamiento, dolores musculares y articulares, dolores de cabeza, etc. A diferencia del cansancio pasajero, la fatiga crónica puede llegar a provocar problemas motores. Por ejemplo, el hecho de estar de pie puede llegar ser difícil para una persona con cansancio crónico. En los casos más graves, una neurastenia puede provocar síntomas depresivos.

El sueño también es un buen indicador para saber si se sufre fatiga crónica. Una persona con esta enfermedad puede dormir 7 u 8 horas, las horas de sueño recomendadas, y despertarse cansada. Esta enfermedad puede afectar tanto a jóvenes de 16 a 20 años, como a adultos y personas mayores.

Consejos para recuperar tu energía

1. Duerme bien

Disfrutar de un sueño reparador es imprescindible para nuestro organismo. Los problemas de apnea del sueño suelen ser el origen del cansancio intenso. Te recomendamos seguir una rutina de sueño, acostándote siempre a las mismas horas, para favorecer un sueño reparador. Evita las pantallas y los estímulos antes de acostarte y, si es necesario, pulveriza una bruma relajante sobre tu colchón y tómate una infusión de manzanilla antes de dormir.

2. Sigue una alimentación saludable

Somos lo que comemos, y una alimentación desequilibrada también puede hacer que nos sintamos más cansados. Mantener una alimentación equilibrada y rica en vitaminas y minerales nos ayuda a estar en forma. Privilegia los alimentos ricos en vitaminas, como la vitamina C y la vitamina D, especialmente en el desayuno. No olvides hidratarte correctamente.

3. Evita el estrés

El estrés es una de las principales causas del cansancio. El estrés es una reacción natural que, si persiste a largo plazo, puede ser dañina para el organismo, ya que provoca una larga lista de reacciones como el aumento de la adrenalina o el aumento del ritmo cardíaco. Existen soluciones para gestionar el estrés, como las técnicas de respiración o hacer deporte. Lo importante es encontrar tu manera de controlarlo para evitar las crisis de cansancio pasajero.

4. Toma un complemento antifatiga

El cansancio pasajero puede aparecer en un periodo específico, como los cambios de estación. Hacer una cura de complemento alimenticio puede ser de gran ayuda para hacer frente a este tipo de fatiga y darle energía a tu organismo. Los complementos alimenticios para la vitalidad y la energía están formulados a base de activos energizantes, como la espirulina o la cafeína.

La conocida marca Arkopharma, experto en medicina natural, ha desarrollado un complemento alimenticio especial vitalidad. Este complemento está destinado para adolescentes y adultos con falta de energía. Cuenta con una fórmula única a base de vitaminas, minerales y oligoelementos para compensar las carencias nutricionales.

5. Practica una actividad física regular

Practicar una actividad deportiva también es una buena solución para ayudarte a combatir la fatiga, pero también el estrés. Se sabe que el deporte libera endorfinas, una hormona calmante que favorece el sueño. Para sentir los efectos beneficiosos de la actividad física, es necesario realizarla durante al menos 30 o 35 minutos. Nuestros expertos también recomiendan actividades al aire libre.

5 consejos para luchar contra el cansancio

5 consejos para luchar contra el cansancio5 consejos para luchar contra el cansancio

Top 5 des conseils pour lutter contre la fatigue 3
Trastornos del sueño: remedios
Cambio de hora: adáptate al horario de invierno